Amigables rostros de Caracas

Soy casi adicta a hacer lo que se supone que no debo hacer. En este caso, siempre que ando con mi cámara haciendo cualquier trabajo y veo un perro, me detengo, no puedo evitarlo; y me pongo a fotografiar al perro, o al gato, solo que a ellos es mucho más difícil fotografiarlos en plena…

Anuncios